Un poco sobre Buzu.

Si eres un visitante regular, sabrás que pocas veces hablo sobre mí. Irónicamente, mi intención al crear este blog era tener un blog personal. Si lees mis primeros post te darás cuenta que son más enfocados a mi persona que a la tecnología. Mi intención era mantener comunicación con mis amigos y que pudieran ver un log de mi vida personal. Sin embargo, en algún momento todo cambió y mi afición por la tecnología, especialmente la que está orientada a la web, me ganó y deje de escribir post personales. Hoy quise escribir un poco sobre mí, y de hecho estoy pensando escribir más sobre mí: resúmenes de los libros que leo, las historias que escribo, posiblemente algunos poemas, entre otras cosas. Espero no les importe mucho, y si es posible, me gustaría conocer su opinión a través de los comentarios. Ustedes, mis visitantes, son lo más importante, y lo que más me importa es escribir cosas de su interés.

Quien rayos es Buzu?
Mi identidad prefiero dejarla en las sombras, aun que claro, muchos de ustedes ya conocen mi nombre y algunos datos más. En algún momento de mi vida en la red me descuidé, o mejor dicho, dejó de importarme mantenerme en las sombras, cosa que hoy realmente lamento mucho. Mi nombre como ciudadano de la red es Buzu, aun que muchos se confunden ya que últimamente me identifico como ImBuzu, y piensan que mi nombre es ImBuzu. En realidad ImBuzu es “corto” para I am Buzu (Soy Buzu), que también puede escribirse I’m Buzu, pero como los nick names generalmente no aceptan espacios ni caracteres como el apóstrofe (‘), el nombre se reduce a ImBuzu.

Desde que era niño me encantaba la tecnología, aun que en el lugar donde crecí realmente no teníamos mucho acceso a esta, por lo que desarrollé una afición enfermiza por los relojes digitales, que eran lo más cercano que teníamos a “alta tecnología” que yo pudiera comprar. Tenía una colección de diferentes relojes, desde relojes con simples numeritos y dos puntos (:) dividiendo horas y minutos que prendían y apagaban para indicar los segundos hasta relojes tan “exóticos” que medían la cantidad de kilocalorías que quemabas al correr, pasando por los clásicos relojes de calculadora y los parlantes, entre otros. Mi sueño siempre fue comprar un reloj de pantalla táctil. Pasaba por lo menos una vez a la semana y me quedaba mirándolo y soñando que tenía “la millonada” que costaba ese reloj para poder comprarlo, pero nunca pude.

Mis programas de TV favoritos eran caricaturas como Voltron, Mazinger Z, Transformers y todo lo que tuviera robots. Mis juguetes preferidos eran robots. Mi vida giraba al rededor de la tecnología, aun que yo ni siquiera lo sabía.

A lo largo del camino me desvíe. Me dedique al skate, dejó de interesarme la relojería, y eventualmente me olvidé de los robots, aun que mi interés por ellos nunca murió. Durante mucho tiempo tuve una computadora en casa a la que ni me acercaba, a pesar de que mis hermanos se quedaban horas pegados a ella editando música y video. Yo prefería salir a caminar, hacer ejercicio y patinar. En esas épocas mi vida era el skate, el hip hop, el punk, y la cultura urbana.

Uno de las aficiones que nunca me dejó fue la afición a los videojuegos. Si existe algún gen del videojuego, creo que lo tengo doble. Tal es mi afición a los videojuegos, que hoy en día prefiero evitarlos para no caer en una adicción que me enajenaría completamente. Recuerdo que muchas veces mi mamá me fue a “visitar” a los videojuegos con cara de pocos amigos, pero claro, cuando te escapas sin permiso no puedes esperar que te feliciten.

No fue sino hasta finales de 2005 que volví al buen camino. Por asares del destino me encontré que una amiga tenía uno de los spaces o espacios que ofrecía hotmail y decidí hacer uno, aun que en realidad nunca lo usé. Empecé a ver que algunos ponían los llamados cuadros flotantes e imágenes entre otras cosas y me interesó. Empecé a buscar como hacer esos “trucos” para “tunear” el espacio, y así fue que conocí HTML.

HTML me abrió los ojos a un mundo completamente nuevo: el mundo del desarrollo web. A pesar de que para ese entonces yo ya usaba internet, nunca me había puesto a pensar en que era lo que hacia funcionar las páginas web. Mi idea de internet era muy remota. Yo conocía internet del lado del cliente, pero el lado del desarrollo era algo completamente nuevo y excitante.

Empecé a investigar lo que podía sobre el tema, pero muchas veces terminaba confundido y frustrado por no entender muchas cosas. Ahora me doy cuenta que mi error era no saber ni lo que estaba leyendo. Me daba igual leer sobre php, javascript o HTML. Para mí, eran la misma cosa. No fue sino hasta que me leí la especificación de HTML que comprendí realmente lo que estaba haciendo. Afortunadamente, desde el principio de mi carrera como desarrollador web me apegué a la W3C, por lo que aprendí sobre estándares, especificaciones, accesibilidad y otras cosas. También aprendí el nexo entre HTML y CSS. Ya me había devorado la especificación de HTML, y seguramente hacer lo mismo con la de CSS no caería mal. Me pasé, literalmente, un día entero frente a la computadora leyendo la especificación de CSS. Cuando terminé era la madrugada y me dolía la cabeza. Mucha gente se sorprendía de mi manejo que tenía sobre el tema y me preguntaban que como era posible que se me hiciera tan fácil, por lo que, considerando la experiencia de la lectura de las especificaciones de HTML y CSS, decidí crearme una frase: “No es que para mí sea más fácil, sino que yo me esfuerzo más”. Era un poco presuntuosa, pero me hacia sentir bien, porque me recordaba el esfuerzo y empeño que le ponía a esto.

Una vez que dominé HTML y CSS pensé que era suficiente. Decía que jamás aprendería Javascript. Se veía muy complicado y había leído que en las empresas había gente que hacia todo lo relacionado con HTML y CSS y había otros, los llamados programadores, que se encargaban de hacer todo lo demás. Para mí era suficiente con HTML y CSS. De hecho, el solo pensar en XHTML me daba flojera. Ahora que lo pienso, creo que el entusiasmo con el que empecé a aprender se me había ido.Un día, sin embargo, pensé que estaría cool poder abrir pop ups, mandar alertas y hacer rollovers. Sin más, empece con Javascript.

El javascript era otro chango. La información no se encontraba toda en un lugar como era el caso de HTML y CSS cuyos manuales estaban en la W3C. Javascript era una bestia que había que estudiar un poquito aquí y otro poquito aya. Entre tanta búsqueda llegué a desarrolloweb.com. Me sentí iluminado cuando vi que tenían un manual bien detallado de Javascript. Sin perder tiempo lo descargué y lo leí. Por alguna razón me volví bueno en poco tiempo. Hoy en día javascript es uno de mis fuertes.

La historia se repite, cada vez que aprendía algo nuevo, me decía a mi mismo que no aprendería más, que alguien en el mundo se podía encargar de eso. Sin embargo, así como con Javascript, un día descubrí que sería cool poder hacer otra cosa, pero esa otra cosa requería php, luego mysql, luego quise aprender sobre seguridad y luego sobre otros temas.

Han pasado unos cuatro años desde que empecé, en algún momento durante esos cuatro años me tomé un año y medio sin actividad. Hoy en día creo que realmente he avanzado un buen tramo desde aquellos días de ventanas flotantes en los espacios de hotmail, y la verdad me llena de satisfacción ver lo que he logrado. Creo que he ganado un lugar respetable en la comunidad y me siento feliz por ello. He conocido grandes personas como Panino5001, a quien admiro mucho y Jseros, a quien considero un gran amigo, entre muchos otros. Tengo este blog, al que visita gente sumamente agradable en sus comentarios y que me ha permitido conocer a gente como albertox, quien nos sigue muy de cerca (gracias). Mi historia como desarrollador web tiene capítulos obscuros como cuando aprendí flash y me enfoqué en el, pero la verdad no considero esas partes dignas de ser mencionadas. En algún momento me sentí un hombre experto, pero hoy en día con humildad acepto que soy solo un niño jugando a programar en comparación con verdaderos cracks del mundo web. Creo tener mi propio estilo de programación y realmente no sigo a nadie en especifico, es decir, no tengo un programador del que diga que quisiera ser como él. Simplemente quiero marcar mi propio estilo y dejar mi propia huella.

Por supuesto que hay muchísimo más que contar sobre Buzu. Por ejemplo, por que me gusta decir que Buzu es solo la voz dentro de mi cabeza y por que muchas veces hablo en tercera persona como:
“Y el buzu que pensaba que era bueno en javascript”
Pero creo que por hoy ha sido demasiado. Realmente me gustaría conocer su opinión en cuanto a publicar sobre otros temás y no solo web. Les gusta la idea, o preferirían que me abriera otro blog totalmente independiente. También me gustaría que compartieran su historia, si tienes un enlace hacia tu historia o si decides escribirla, avísanos y estaremos encantados de pasar a leerla.

6 thoughts on “Un poco sobre Buzu.

  1. Hola, buzu buena tu historia en realidad, pienso que tenias mas tiempo, yo tengo 18 años pero la mayor parte de mi vida la vivi en estados unidos manhattan, soy bilingue. yo aprendo la web hace 1 año aproximado con un amigo que se llama Null de Chile que es la persona que me enseño el mundillo de html en verdad yo no sabia nada, pero algunas veces me entraba curiosidad por aprender esto tambien quiero agradecer a mis amigos de mas cerca como Christ Coyier que me ayuda muchas dudas de javascript tambien y php.. y tambien a usted por que aprendo algo siempre que visito su blog.

    Los mejores saludos cuidate!

    • Que tal albertox? Gracias por esos buenos deseos. Desgraciadamente parece que el problema es mas grabe de lo que pense. Igual ya estoy usando mi otra compu con ubuntu y parece que me estoy acoplando. Instale un ambiente LAMP y en cuanto pueda voy a probar a ver que tal me quedo. En cuanto todo se normalice vuelvo a escribir en el blo, por ahora estoy algo alejado. Hare todo lo posible por manana, por fin, seguir con la serie de ajax y pienso escribir algo sobre HTTP, solo espero que me de tiempo.

      Como siempre, gracias por rondar el blog!🙂

  2. Hi Buzzu, padre tu historia, me inicie en forma similar, aunque al inicio no me apegue tanto a los estandares, un saludo!

    • Que tal Ckarl, pues que buena onda que andes tambien metido en este rollo. Yo me sigo apegando a los estandares, aun que cuando es necesario romprerlos, pues no sufro tanto como antes.

      Un saludo.

Comments are closed.