Mi experiencia en Ubuntu.

El 7 de mayo me decidí ir un paso más en mi gusto por el software libre instalando uno de los sistemas operativos con los que había estado titubeando: Ubuntu. Ubuntu es totalmente gratuito, lo que lo pone de inmediato arriba, sino de las preferencias, por lo menos de las capacidades de compra de muchos usuarios. Con los OS de calidad, como lo es MacOSX de apple, siendo tan caros, muchos optan por piratear o por simplemente tomar un rumbo más saludable e irse para el lado creciente del software libre. Para mi no fue la escasés de papel verde lo que hizo probar Ubuntu, fue simplemente la aventura de rodar mis dedos sobre el mismo teclado, pero diferente SO. Actualmente mi mac sigue siendo mi computadora principal, pero prendo mi Dell más seguido que cuando la tenía con Windowx XP, del que por cierto no quedó ni rastro (odio las particiones, prefiero comprar otro equipo).

Bueno, sin más, mi experiencia en Ubuntu ha sido muy placentera. El SO es totalmente simple de usar, aun que al principio tuve problemas tratando de hacer funcionar mis dispositivos wireless para poder tener acceso a la red, pero al final decidí dejar de seguir los manuales que encontraba en internet al pie de la letra y usar la lógica logrando al fin configurar mi antena. Creo que muchos pueden sentirse intimidados por que cuando buscas en internet como hacer esto o aquello, siempre encuentras cosas como abre Terminal e ingresa lo siguiente, seguido por una linea de comando. Sin embargo, el SO tiene una interfaz gráfica a través de la cual se pueden hacer muchas de esas cosas de manera simple y cuando no es así, escribir comandos en el terminal realmente no es nada de que asustarse.

Lo primero que hice después de instalar el SO fue eliminar todo el software que no me sirve, programas que se instalan por defecto y que no necesito. No me gusta meterle basura a mis computadoras, no instalo mouses, reproductores de música o video, salva pantallas o efectos como el del desktop 3D. Son cool, pero simplemente innecesarios y aburridos a la larga. Así que me quedo solo con lo escencial. Actualmente me encuentro usando solamente bluefish. Decidí que para poner a prueba Ubuntu, desarrollaría un proyecto en él, y es lo que estoy haciendo. También instalé inkscape y pienso provarlo y ver si puedo ir haciendo una tansición desde Illustrator a inkscape, pero lo veo dificil.

Lo que me gusta de Ubuntu es que es veloz y minimalista. No tiene ese windows like apariencia que pensé que tendría. Es má bien muy parecido al OSX de apple. Tiene diferentes areas de trabajo para organizar tus ventanas y, pues, tus areas de trabajo. Por ejemplo, puedes poner todas tus ventanas donde tienes tu layout para un sitio web en un area de trabajo, y en otra todas tus ventanas en las que estás trabajando el código, de esa manera te evitas tener tanto en un solo lugar.

Hasta ahora he sentido el sistema operativo bastante estable y no desespera como lo hacía el XP. Me agrada el hecho de que los desarrolladores y los diseñadores pongan atención al detalle en la parte grafica e interactiva del sistema.

Por ahora uso el Ubuntu 9 y me ha dejado totalmente convencido que no tiene nada que envidiarle al MacOSX. Además, teniendo en cuenta el avance que ha tenido el software libre frente al propietario, no me queda duda que pronto el software libre tendrá mucho mejor calidad y muchas mejores carácteristicas que el software de paga. Una de las razones de esto, es que al software libre no lo maneja esa insana ambición monetaria, sino el deséo de brindar por y para la comunidad lo que la comunidad necesita.

Sin más, si me preguntas si te recomiendo que te cambies a de windows a Ubuntu, mi respuesta es SI!.